MIENTRAS MÁS DOY, MÁS RECIBO

“Hay quienes dan con alegría, y esa alegría es su premio” Khalil Gibran

Dar y recibir es un arte, una rueda, una calle de doble vía, un proceso dinámico ... es como la respiración, inhalar-exhalar, van siempre juntos, es un intercambio constante donde debería haber una circulación fluida como la sangre, para evitar bloqueos, estancamientos o enfermedades.



Si observamos con detenimiento la naturaleza, veremos que todos los seres vivos dan y reciben automáticamente, sin pensarlo ... por ejemplo las plantas: reciben sol, dan alimento.

En mi caso, el DAR se me ha dado fácil, de una forma natural, en cambio el RECIBIR me ha costado, lo he tenido que cultivar y desarrollar, pues he ido entendiendo que es parte fundamental del equilibrio de la vida. La llave que me ayudó a abrir mi capacidad receptiva fue observar que al no recibir, me estaba cerrando a crecer como persona y asimismo obstruía el ciclo de dar en otras personas.

En la mayoría de las investigaciones de Psicología Positiva aparece el DAR como el factor que produce mayor felicidad y lo que hace a la gente sentir que vive más a plenitud. Tal como lo confirmó la experta en felicidad, Sonja Lyubomirsky, profesora de psicología en la Universidad de California, cuando pidió a las personas que hicieran cinco actos de bondad cada semana durante seis semanas.

Según la Dra. Beth McQuiston, neuróloga de Chicago, el dar genera en el cerebro una sensación de placer y nos hace que conectemos más a nivel social. Ella dice: “no tienes que dar algo monumental, la clave es la conexión humana

El súper reconocido Dr. Deepak Chopra nos dice en su libro: “Las 7 leyes espirituales del éxito” que cuando damosentramos de inmediato en el círculo dar-recibir, un flujo dinámico del universo que pertenece a la “Ley espiritual del dar” y nos recomienda que apliquemos el dar de una manera sencilla con tres claves:

  1. Lleva un regalo (no tiene que ser material) adonde quiera que vayas y a cualquier persona con la que entres en contacto (puede ser una sonrisa).

  2. Acepta con agradecimiento todos los regalos que la vida te dé y los obsequios de la naturaleza.

  3. Comprométete a mantener en circulación la abundancia dando y recibiendo los dones preciados de la vida como: afecto, amor, etc.

¿CÓMO TE SIENTES AL DAR?

Muchas personas se sienten bien, pero a otras no les gusta, se sienten incómodas. Resulta interesante reflexionar acerca de este punto. Podemos DAR desde nuestros intereses personales, desde la lástima, por obligación, desde lo que nos dicta la sociedad, desde nuestro corazón. De esta dinámica del dar, va a depender mucho como te sientas en tu vida.

En la Biblia, se hace referencia a la intención con la cual se da, tal como está escrito en 2 de Corintios 9-7: “Que cada quien de cómo su corazón le proponga, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre

7 BENEFICIOS que ha traído a mi VIDA el DAR

  1. Bienestar físico, mental, espiritual y emocional.

  2. Refuerzo de mis vínculos sociales.

  3. Aumento de mi gratitud.

  4. Desarrollo del desapego.

  5. Sentido de propósito en mi vida.

  6. Servir de inspiración a otros.

  7. Reducción de mi estrés.

El momento para DAR y de RECIBIR es HOY, elige hacerlo con alegría.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo