CACHETADAS de la VIDA

En este artículo de hoy quiero referirme a los golpes duros que a veces nos da la vida, aquellos momentos inesperados, desagradables, difíciles pero que indudablemente ocurren y van a seguir pasando pues no vivimos en una burbuja…Te compartiré mis 7 claves sobre cómo podemos salir fortalecidos de estas situaciones.

«Lo que no me mata, me hace más fuerte».—Friedrich Nietzsche


Todos sufrimos adversidades, nos ponen a prueba con más frecuencia de lo que quisiéramos. Lo que nos diferencia (aun con circunstancias económicas, sociales, familiares y laborales parecidas) es lo que hacemos cada uno de nosotros frente a ellas. Hay personas que se dan por vencidas, se hunden desde un inicio ante obstáculos que pudieran considerarse fáciles de superar, mientras que otras superan calamidades y siguen hacia adelante con mayor fuerza que antes de los golpes de vida recibidos.


La capacidad de enfrentar efectivamente circunstancias difíciles y poder recuperarse se llama resiliencia. Es poder aprender, crecer y transformarnos a pesar de las cachetadas de la vida, las experiencias traumáticas, el dolor y situaciones adversas. Cada adversidad, cada golpe es una oportunidad para desarrollar las propias capacidades. Poder entender que el fracaso y el dolor pueden dar la posibilidad de ser mejores, dará sentido a la recuperación psicológica.

Lo más bonito de la RESILIENCIA es que se puede aprender, ya que no todos nacemos con esa habilidad. Te voy a compartir 7 claves para desarrollar la resiliencia, entendiendo que a algunas personas les servirán estas estrategias y a otras no, pero pueden ser guía para intentarlo.

7 TIPS PARA SALIR AIROSOS DE LAS CACHETADAS

Estas claves están interrelacionadas, nos van a permitir adaptarnos mejor a los golpes de la vida y a aumentar nuestra resiliencia

  1. Aceptar la realidad

  2. Autoconocimiento

  3. Autogestión emocional

  4. Resolver lo que podemos

  5. Entrenar la flexibilidad mental

  6. Cambiar de perspectiva

  7. Mantener red de apoyo

1-ACEPTAR LA REALIDAD: Poder admitir lo que nos pasa, tal como es, sin disfrazar ni esconder, nos permite actuar y poder buscar una solución descubriendo y/o usando nuestros recursos y aceptando la ayuda de los demás.

2-AUTOCONOCIMIENTO: Conocer quienes somos en esencia, como reaccionamos es una condición para enfrentar con efectividad las situaciones difíciles, hay que hacer una revisión de nuestras fortalezas y debilidades

3-AUTOGESTIÓN EMOCIONAL: Al conocer mejor nuestras emociones, entender cómo las expresamos, es más fácil canalizarlas especialmente en momentos de cambios abruptos, que a la mayoría lleva a un desequilibrio emocional.

4-RESOLVER LO QUE PODEMOS: Ser realistas ante la situación que nos toque vivir, manteniendo una actitud de enfocarnos en las soluciones más que en los problemas evidentes. Responder en vez de reaccionar.

5-ENTRENAR LA FLEXIBILIDAD COGNITIVA: Nuestra mente es plástica, podemos entrenarla a tener un enfoque selectivo donde nos centramos más en los factores que nos permiten adaptarnos mejor a los cambios inesperados

6-CAMBIAR DE PERSPECTIVA: Poder mirar cualquier situación desde diferentes perspectivas, amplía nuestra resiliencia; de esta manera podemos modificar lo que vemos y transformar una situación amenaza en aprendizaje.

7-MANTENER RED DE APOYO: Tener una red de apoyo o mantener la que se tiene es muy importante para salir adelante, se refuerzan los recursos afectivos, materiales e instrumentales que se necesiten a la hora de enfrentar una calamidad.

Si estás enfrentando una situación desfavorable, te invito a tomar un tiempo, hacer una pausa dentro del caos y pensar cuál pudiera ser el aprendizaje y desenlace transformador de esa adversidad.

Estoy dispuesta a apoyarte si me lo permites, contactame hoy mismo.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo