ALEGRIA, EUFORIA Y FELICIDAD ¿Son lo mismo?

“Quien es feliz hace feliz a los demás también.” -Ana Frank.



Estos tres conceptos a veces se usan como sinónimos cotidianamente y en realidad son diferentes. Vivimos en una cultura que predica el ser feliz a costa de lo que sea...eso no es felicidad auténtica.

La Alegría, la Euforia y la Felicidad, nos llevan a experiencias muy agradables, pero una de ellas no es saludable....sigue leyendo

La forma como se manifiesta cada una de ellas puede ser totalmente diferente en cada persona al igual que lo que lo motiva..lo que me hace feliz a mi no le hace feliz a otro, lo que me da alegría a mi no le causa la misma emoción a otro, lo que me hace ponerme eufórica a mi, no causa la mínima reacción en otros….

QUE ES LA ALEGRÍA

La alegría, como la describí en uno de mis artículos anteriores, es una emoción básica, muy sana y necesaria para nuestro bienestar. La sentimos cuando percibimos, hacemos o pensamos en algo que nos gusta mucho, cuando sucede algo que nos llena de jubilo. Es (como todas las emociones) una reacción efímera, espontánea, momentánea, pasajera y puntual. La alegría, como emoción, es muy efímera. Tener momentos de alegría no implica ser feliz. Por ejemplo, puedes ser una persona que te consideras infeliz pero apruebas un examen y sientes un momento de alegría.

Y QUÉ SIGNIFICA EUFORIA

La euforia es una sensación exagerada de bienestar que se manifiesta como una alegría intensa, no adecuada a la realidad, acompañada de un gran optimismo. Está definido en los textos de psiquiatría como un estado de excitación psíquica que se acompaña de un alto tono afectivo. Puede ser un síntoma del trastorno bipolar cuando las persona está en fase maníaca. Por ejemplo una persona que después de consumir alguna droga psicoactiva, presenta alegría exagerada y mantenida por mucho tiempo independientemente de las circunstancias externas.

LA FELICIDAD

La felicidad va más allá de una alegría, no es una emoción, es un estado de armonía, bienestar general, paz y satisfacción subjetiva pero ajustado a una realidad interna y/o externa. No es algo pasajero, fugaz ni reactivo. Es duradera y para muchos descrita como conexión con Dios, la plenitud permanente; para describir a una persona feliz se usa el verbo SER, en cambio para hacerlo con una persona alegre se usa el verbo ESTAR. Podemos ser felices pero estar tristes temporalmente, lo cual no roba el estado de felicidad. Por ejemplo una persona feliz, puede entristecerse cuando se muere alguien.


Así que es muy importante tener claro esto, para no confundirnos y pensar que la vida es color rosa y risa todo el tiempo. Podemos conectarnos con un estado de felicidad saludable y perenne pero como parte inherente de la vida vamos a sentir todo un rango de emociones que siendo temporales, son asimismo muy sanas. Deseo que disfrutes todas tus emociones sanamente.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo