ABRIR Y CERRAR CICLOS


“En la vida aquello que parece un final, es realmente un comienzo” Autor desconocido

La palabra CICLO viene del griego Kyklos que significa rueda-círculo y se refiere a eventos que ocurren cada cierto tiempo.


El DRAE nos da muchas definiciones, la primera y que concierne a este artículo es: “ciclo es un período de tiempo que, acabado, se vuelve a contar de nuevo”.


El “pan de la vida” es un constante abrir y cerrar ciclos, todo comienza, se desarrolla y se acaba… el ser humano está diseñado con cambios vitales inevitables como: la infancia, adolescencia, la madurez, vejez…. la naturaleza, igual, es un ritmo constante que se compone de otros más pequeños (mini-ciclos) y donde todo va variando; se hace indispensable que atendamos conscientemente cada ciclo que nos toque vivir, aprender a hacerlo de una manera fluida, sin resistencia para poder avanzar libremente y no quedarnos estancados.

Abrir y cerrar ciclos puede darse en cualquier área: interna, emocional, externa, financiera, proyectos de vida, relaciones de pareja, negocios, salud, etc.


Todos los años antes del 31 de diciembre asisto en presencia y a veces vía online a una ceremonia que me encanta y que me sirve mucho para empezar mi año con mucha apertura. Se llama Burning Bowl Ceremony, es un ritual de renovación que ayuda a “dejar ir” aquello que está limitando o bloqueando de alguna manera tu crecimiento y “vaciar” simbólicamente, para poder entonces recibir con espacio suficiente lo que está por venir. Por ejemplo, si siento que alguna característica o rasgo de mi personalidad no me permite ser auténtica, si tengo un mal hábito, una relación tóxica, etc. lo “dejo ir” quemando un papel que tenga escrita ese rasgo, hábito, etc.


Se quema en un bowl delante de otras personas. No se imaginan lo poderoso que es este ritual, la mayoría de la gente se siente como yo, con mucho sentido de libertad… Yo me siento “liberada” y lista para empezar algo nuevo.


Empezar un año es una nueva oportunidad para evaluar, cerrar ciclos, dejar atrás lo que no nos funciono, lo que no sirvió, lo que sentimos como dañino o tóxico y buscar otras vías para conseguir lo que esté alineado con nuestro propósito, de esta manera iniciaremos el 2019 con mejor actitud. La voluntad es una pieza de nuestro rompecabezas vital que es fundamental para procesar los cambios, sin embargo, no solo es necesaria la voluntad, el deseo y la actitud, tenemos que actuar. Es por eso que les comparto mis tips para poder cerrar y abrir ciclos efectivamente:



7 CLAVES ABRIR-CERRAR CICLOS

1- ACEPTAR LA REALIDAD 2- TRABAJAR DESAPEGO 3-HACER INVENTARIO DEL PASADO 4-TOMAR CONCIENCIA 5-VIVIR EL DUELO 6-PERDONAR 7-AGRADECER

1- ACEPTAR LA REALIDAD Observar con atención lo que te tocó vivir, ya no lo puedes cambiar, admítelo que todo lo que ocurre es parte de un aprendizaje y que te ayudará a crecer.

2- TRABAJAR DESAPEGO No te aferres a nada ni a nadie, la vida es un constante cambio. Si estás apegado a cosas y/o personas de tu pasado, te costará más cerrar ciclos.

3-HACER INVENTARIO DEL PASADO Revisa lo que pasó, honra de alguna manera la situación y luego “pasa la página”, deja ir, deja atrás, integrando todas las experiencias.

4-TOMAR CONCIENCIA Toma conciencia de que la vida es una escuela, todo es un aprendizaje. Cerrar ciclos con “consciencia” es fundamental para seguir adelante en la vida con fluidez.

5-VIVIR EL DUELO Cerrar ciclos a veces duele, abrirlos cuesta, pero eso es la vida… vive el proceso emocional del duelo con todas sus etapas y sigue adelante.

6-PERDONAR No te juzgues, perdónate a ti mismo, a los demás… toma responsabilidad de lo tuyo, suelta lo que no depende de ti y sana.

7-AGRADECER Da un valor a todo lo que ha pasado y da las gracias por todo lo que te tocó vivir. Es importante celebrar y agradecer cada ciclo.


Un reto que te quiero proponer es hacer una lista de las experiencias que dejaste inconclusas en el año 2018, elegir una y terminarla este mes… ¿qué tal?

Recuerda que vivir intensamente no es probar mil platos para echar una probadita superficial, es elegir uno, disfrutarlo y saborearlo hasta el final y después pasar al que sigue… así que


¡BUEN PROVECHO EN TU NUEVO AÑO!!!

Por Jeannette Cardozo

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo